Diseño de iniciativas locales de economía baja en carbono.

Proyecto
Actualización y seguimiento de los Planes de Acción en Energía Sostenible (PAES) de los municipios andaluces.

Sector
Administración Pública, Energía

El reto

Diseñar los Planes de Adaptación al Cambio Climático a nivel local junto con el análisis y revisión de los objetivos y resultados alcanzados con los Planes de Acción de la Energía desde 2009.

La Solucion

Elaboración de los Planes de Adaptación al Cambio Climático (PACES) desde el ámbito local a través de la revisión de los Planes de Acción en Energía Sostenible (PAES) y análisis de riesgo y vulnerabilidad del territorio ante el Cambio Climático.

Creación de la hoja de ruta para definir la estrategia de inversiones en economía baja en carbono a nivel local.

Tras la adopción en 2008 del paquete de medidas de la UE sobre Clima y Energía hasta 2020, la Comisión Europea lanzó el Pacto de los Alcaldes para apoyar los esfuerzos desarrollados por las autoridades locales en la aplicación de políticas de energía sostenible.

El Pacto de los Alcaldes es un movimiento único desde la base que ha conseguido movilizar a un gran número de autoridades locales y regionales para desarrollar planes de acción y orientar las inversiones hacia la atenuación de los efectos del cambio climático.

A partir del éxito del Pacto de los Alcaldes, en 2014 se lanzó la iniciativa Mayors Adapt, basada en el mismo modelo de gestión pública, mediante la cual se invitaba a las ciudades a asumir compromisos políticos y tomar medidas para anticiparse a los efectos inevitables del cambio climático. A finales de 2015, ambas iniciativas se fusionaron en el nuevo Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía (PACES) mediante el cual se asumieron los objetivos de la UE para 2030 y se adoptó un enfoque integral de atenuación del cambio climático y de adaptación a este.

Las autoridades locales que suscriben el Pacto de los Alcaldes demuestran un sólido compromiso político con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en su territorio en al menos un 20 % antes de 2020, lo que contribuye a cumplir los objetivos energéticos y climáticos de la Unión Europea (UE).

El marco político comunitario que implica directamente a las autoridades locales en la mitigación del cambio climático no tiene precedentes y ha motivado una movilización real. El Pacto de los Alcaldes ayuda a las autoridades locales a convertir en realidad sus ambiciosos objetivos de reducción de emisiones de GEI sin perder de vista la enorme diversidad ante la que nos encontramos.

Los PAES consisten básicamente en un documento en el cual se describen las medidas y acciones organizadas por sectores, plazos y responsabilidades asignadas, que los Ayuntamientos se comprometen llevar a cabo en sus municipios para conseguir cumplir sus objetivos de reducción de CO2 antes del año 2020. Además, los firmantes del pacto también se comprometen a presentar informes de seguimiento y ejecución de sus respectivos PAES cada dos años a partir de la presentación.

La finalidad de estos Informes (Monitoring Reports), es verificar el grado de ejecución de los Planes de Acción, cotejar los resultados alcanzados en relación con objetivos previstos e incorporar nuevas iniciativas a los Planes, cuantificando las reducciones de CO2.

Por todo ello, las Diputaciones de Sevilla, Málaga, Granada y Huelva, como estructuras de apoyo del Pacto de los Alcaldes desde 2009, apoyan a sus municipios técnica y económicamente en el desarrollo del pacto de los alcaldes, y por tanto en el desarrollo de actuaciones de energía sostenible.

En junio de 2016, el Pacto de los Alcaldes comenzó una importante fase nueva de su historia al optar por unir sus fuerzas con otra iniciativa a nivel local: la Coalición de Alcaldes. El resultado, el Pacto Mundial de los Alcaldes para el Clima y la Energía, lanzado oficialmente en enero de 2017, que se convertirá en el mayor movimiento de gobiernos locales comprometidos a superar los objetivos nacionales en materia de clima y energía. Totalmente alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y con los principios de justicia climática, el Pacto Mundial de los Alcaldes responderá a tres problemas clave: mitigación del cambio climático, adaptación a los efectos adversos del cambio climático y acceso universal a una energía segura, limpia y asequible.

La iniciativa incluye ahora más de 7000 autoridades locales y regionales de 57 países que aprovechan los puntos fuertes de un movimiento de múltiples partes interesadas y cuentan con el apoyo técnico y metodológico que ofrecen las oficinas dedicadas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies